¿XENOFOBIA EN LOS BARES?

Todos conocemos el problema que ha habido durante los cinco últimos años en este país con la entrada de extranjeros que llegan a buscarse la vida, algunos honradamente y otros no tanto. Este problema sería un debate fachón interminable (el cual no vamos a empezar) pero me gustaría desviarlo hacia los bares. Indudablemente dichos extranjeros son mano de obra barata la cual se hace irresistible para algunos empresarios, por lo tanto dicho problema nos lo tenemos que comer sí o sí los consumidores.

Una vez asimilado que tenemos que jodernos y convivir todos por igual, cada uno realiza su propia escala de valores de integración: “Que si yo con los negros no puedo”, “que si yo prefiero a los moros que a los negros”, “que si no soporto a los rumanos”, “que si los rusos me dan mucho miedo”, todo eso.

Colaboradores de este blog salimos a las calles de Cartagena para preguntar a 100 jóvenes que preferirían que ocurriese en su bar habitual, que pusiesen de camarera a una chica mora o a una chica rusa. 99 jóvenes respondieron que una chica rusa y sólo uno dudó sobre la implicación de la mora preguntando: “¿la mora olería a sudor?”. Escrúpulos a parte al final los 100 jóvenes se decantaron por la chica rusa. Nosotros ante tal sorpresa quisimos indagar más y fuimos a preguntar la opinión de los empresarios.chi

Nos quedamos atónitos (yo no) con tanto desprecio hacia las chicas moras y tanto entusiasmo ante las chicas rusas que no tuvimos mas remedio que ir al bar mas concurrido de Cartagena el cual, su dueño, ha tenido como camareras a chicas rusas y a chicas moras. El dueño nos relató las ventajas e inconvenientes de ambas.

Ventajas e inconvenientes de una camarera mora.

Te llena el bar de moros. Los moros atraen a más moros y así indefinidamente. Invaden las esquinas del bar y no los puedes echar porque la calle es de todos y ya no puedes hacer nada. Lógicamente este aspecto es muy desagradable para un empresario ya que su clientela baja.

Recorren la barra dos veces de lado a lado y empiezan a sudar como en una matanza de chinos. El olor es muy desagradable.

No usan ropa interior curiosa y son incapaces de combinar.

No tratan con los consumidores, ni tontean, ni insinúan ni nada por miedo a que sus dueños les metan una paliza al llegar a casa. Esto provoca que la clientela joven con ganas de arrimar se aburra y se vaya.

Hay que tener mil ojos con las cajas. Ya que sin darte cuenta todas las noches se cierran siempre con -100€ mínimo.

Enseguida en cuanto les dices algo fuera de tono te gritan “tú racista, tú racista” y te dan ganas de matarlas.

Ventajas no hay ninguna. Por más que el empresario buscó una ventaja cuando tuvo a la camarera mora no encontró ninguna.

 

Ventajas e inconvenientes de una camarera rusa.

Los rumores de que has puesto una rusa buenorra de camarera vuelan y de repente ves como el bar se te llena de gente que se deja un pastiche en el bar solo por ver a la rusa.

Son coquetas y limpias y huelen de maravilla. Están súper ricas.

Se ponen la ropa interior que tú le ordenes o son capaces de sorprenderte diciéndote que ella normalmente no usa ropa interior.

Son capaces ellas solas de calentar a todo el bar, rozándose y haciendo estragos por donde se arrima, por lo cual hay un incremento notable de la clientela.

Son muy nobles y honradas. Lo mas seguro es que no les pagues la mensualidad y ni te protesten.

Nunca levantan la voz ni lo mas mínimo y si se dan cuenta de que han hecho algo mal y estas cabreado enseguida te consuelan estrujándote un poco el muñeco.

Te llenan el bar de amigas rusas cada cual mejor, por lo tanto no es raro el caso que el mismo dueño del bar se acaba pidiendo una para reyes y todos sus amigos también.

Inconvenientes no hay ninguno. Por más que el empresario busco inconvenientes sobre la camarera rusa no encontró ninguno.

 

Tuvimos que cortar la entrevista con el dueño del bar porque SU (posesión suya claro está) rusa camarera se acercó un momento y le metió un filetazo poniéndolo cardiaco. Acto seguido se metieron en el almacenillo y no volvimos a saber nada de él.

El dueño del bar y su rusa decidieron posar para Trolacas

El dueño del bar y su rusa decidieron posar para Trolacas

 

Hay que decir bien alto que SÍ existe racismo en los bares y que por muy buena que pueda estar la mora tenemos ya creado un escudo protector que nos impide aguantarlos. Desde aquí comunicamos que otro día saldremos a la calle para ver que prefieren los consumidores, si una negra o una checa. Hay la cosa va a estar mas reñida.

7 comentarios en “¿XENOFOBIA EN LOS BARES?

  1. Estoy de acuerdo con lo leido, pero que pasa con las búlgaras? en ese bar que citais…hay una que destaca x su mala leche, malas contestaciones…soy un consumidor que prefiere las niñitas rusas…xo no a las búlgaras…y menos a la citada “stoichkov” imaginense porque la llaman así…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s