Nadal Vs Federer, el duelo llega a pista dura

El próximo domingo 1 de Febrero no hay ninguna excusa para quedarse durmiendo, ni para ir a pasar el día al campo. A las 9.30 de la mañana se va a disputar un duelo que llevábamos años esperando. Rafael Nadal y Roger Federer se enfrentan en una final de Grand Slam en pista dura, terreno en el que ha dominado el suizo en los últimos años, y en el que Nadal parece haber mejorado mucho últimamente. Dos formas completamente distintas de entender la raqueta se enfrentan, en el que se prevé que sea un partido muy igualado.

1233228138_extras_albumes_0Por un lado, Roger Federer, ganador de 13 Grand Slam, 8 de ellos sobre pista rápida. Para él cada partido parece ser más ser una interpretación que un esfuerzo. Es como si entendiera el tenis como un arte para el que él hubiera nacido con unas dotes especiales, y así quiere hacérselo entender a su rival. Con un servicio prodigioso, y un movimiento rápido por la pista que apenas le hace sudar, se va despachando a todos los rivales, que sienten que cuando lo tienen enfrente tienen que hacer el mejor partido de su vida para poder ganar algún set. Como genio de la raqueta y la pista, tiene defectos que nunca podrá solucionar. Si está fuera de forma deja de luchar, consciente de que no tiene sentido ganarle a alguien inferior a ti haciendo un esfuerzo superior al normal, sabedor de que el esfuerzo es propio de esos seres inferiores: los seres humanos.

1233314827_extras_albumes_01Por otro lado está Rafael Nadal, la máxima expresión de lo que puede ser un deportista, y que de pequeño tuvo que elegir un deporte y ése fue el Tenis. Si se hubiera dedicado al fútbol también sería profesional, si le hubiera gustado el baloncesto no habría quien peleara balones bajo el aro junto a él, en el boxeo hubiera sido una leyenda. Pero por alguna razón, tomó la raqueta como la prolongación de su brazo y puso todo su cuerpo al servicio de lo que podía darle. Pese a ser un tenista prefabricado, el resultado es asombroso: es el mejor desde hace unos años en tierra batida, pero cada año consigue mejorar y en Roland Garros 2008 era simplemente imparable. La pista dura siempre había parecido un problema para él, pero en los dos últimos años ha conseguido mejorar el servicio, y su capacidad de sacrificio y esfuerzo sobre la pista pone el resto. No hay puntos que estén perdidos, al contrario que otros jugadores, él siempre cree que puede llegar a esa bola que parece inalcanzable. Y si pelea cada bola, podéis entender que también pelea cada juego, cada set, cada partido. Las molestias físicas impidieron que consiguiera grandes triunfos en esta superficie (exceptuando la medalla de oro en los JJ.OO.), pero quizá este año sea el de probarse contra Federer, ver si ha mejorado lo suficiente como para batirle en esta superficie. Sólo el cansancio de Nadal tras su último partido parece hacer inclinarse la balanza en su contra, dos sets más y un día menos de recuperación convierten el partido en una incógnita sobre cómo responderá su cuerpo.

El duelo del próximo domingo es el duelo de una pequeña parte del mundo contra la inmensidad que es el resto: por un lado, la gente que nace con talento, que se posicionarán del lado de Roger Federer, por el otro la gente que necesita del esfuerzo para alcanzar sus metas, que deberían tener como ídolo de su máxima expresión a Rafa Nadal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s