Un mundo sin mujeres

Imaginaos un virus extraterrestre que de la noche a la mañana matara a todas las mujeres del mundo. Tras los primeros días de consternación y sollozos, llegaría un momento que los hombres tendríamos que seguir con nuestras vidas. Sólo que de repente, muchas de las cosas que hacemos sólo porque las mujeres existen pasarían a la historia.

Hombres sin saber muy bien qué hacer, en un mundo sin mujeres.

Hombres sin saber muy bien qué hacer, en un mundo sin mujeres.

Muchos hombres descuidarían su higiene de forma alarmante, demostrando que la única razón por la que se lavan es porque están intentando chutarse a alguna. Otros volverían a ver el fútbol, que abandonaron cuando sus novias empezaron a buscarles planes para los fines de semana. También los hay que dedicarían sus esfuerzos a desarrollar antiguos proyectos, como las prostitutas cyborg.

La desaparicion de mujeres tambien provocaría cambios en las tasas de consumo de alcohol y drogas. En un primer momento la cantidad de drogas y alcohol ingeridos disminuiría dramáticamente, ya que sin mujeres no sería necesario machacarse el hígado y el cerebro. Como todos sabemos drogas y alcohol son imprescindibles para abordar a la mayoría de mujeres que salen de fiesta ya que permiten que disminuya nuestra percepción de la absurdidez que desprenden muchas de ellas en ambientes festivos (vease salir es absurdo). Posteriormente y tras un tiempo sin etilizarse, la aparición de tendencias homosexuales sería todo un palo para los únicos habitantes de la tierra, siendo el alcohol una manera de alterar la conciencia de estos indivudos. También es cierto que con cinco beefeaters en sangre, las sodomizaciones salen mejores y menos dolorosas.

Dos que antes eran amigos y quedaban para ver el fútbol, podrían acabar haciendo cualquier cosa

Dos que antes eran amigos y quedaban para ver el fútbol, podrían acabar haciendo cualquier cosa

Tambien cerrarían el 96% de los comercios, la mayoría de ellos dedicados a la venta de objetos carentes de utilidad pero muy demandados por las féminas. Estos bajos comerciales se transformarían en bares y pubs, único negocio rentable desde la desaparición de las mujeres.

Desaparecerían también todas las páginas de guarreo: Tuenti, Facebook, Badoo y sobre todo el Messenger ya que están diseñadas para arrimar el muñeco.

Los líderes de este mundo idílico deberían ser hombres que no acusaran mucho este zarpazo del destino. Tipos como Pep Guardiola, Constantino Romero o Pérez Reverte asumirían las riendas del poder y serían los encargados de sacar el mundo adelante.

En definitiva, esperamos que las mujeres no desaparezcan, porque aunque nos cueste creerlo le dan sentido a todo lo que hacemos ahora: la belleza, el trabajo, el poder, la preparación física o intelectual e incluso la dignidad, todo ello carecería de sentido, y lo cierto es que las mujeres, nos gusten o no, son necesarias y son el cemento que permiten que el mundo funcione.

4 comentarios en “Un mundo sin mujeres

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s