El alcohol, el oscuro aliado

Siempre he creído que una persona es tanto más tonta cuando más se le abre la boca al oír hablar de alcohol. Independientemente del tipo de alcohol del que hablen, te contarán mil y una anécodtas de una vez que estaban tan borrachos y ocurrió algo muy gracioso, o te dirán que son capaces de beber más de cinco litros de cerveza sin comer nada sólido, y después ir a trabajar al día siguiente frescos y oliendo bien.

¿Quién diríais que es más tonto por la forma de abrir la boca?

¿Quién diríais que es más tonto por la forma de abrir la boca?

Esa cantinela tan cansina la sufres mucho cuando tomaste como opción en tu vida no beber. Hay veces que es mejor evitar toda mención a tu abstinencia, porque al mencionarla sólo consigues que una persona nueva te cuente la vez que iba tan borracho que no recordaba como llegar a casa, y cosas por el estilo. Sin embargo, la realidad es que el alcohol es el mejor amigo de muchas personas. Es la forma más segura de divertirse, proporciona los mejores recuerdos posibles, hace que te aceptes mejor a ti mismo y te sociabilices, y sobre todo, te olvides de que tu vida es un fracaso. No es que la vida de los abstemios sea mucho mejor, simplemente somos conscientes en todo momento de nuestros errores y limitaciones, y no permitimos que una sustancia extraña nos haga creernos mejores de lo que en realidad somos.

En cualquier caso, la crítica al alcohol sería absurda, si no tuviera una razón asociada. Y ésta es el precio que la gente llega a pagar por una bebida alcóholica cuando se encuentran en el frenesí de la noche. Hay quienes critican el tabaco por el precio que tiene, pero, pese a los impuestos altísimos, es difícil gastarse más de 60€ al mes en tabaco, y eso sería fumando mucho. Sin embargo, bebiendo alcohol, cualquiera se deja ese dinero en un fin de semana. Y lo peor es que el consumidor de alcohol cuando llega el domingo por la noche mira la cartera, y ve que quedan 10€ de los 80€ que tenía. Intenta sumar el número de copas que tomó el viernes y el sábado y acaba cerrando la cartera y pensando: “Qué bien me lo pasé este fin de semana”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s