Reconstrucción del Himen, fenómeno en boga

Mucha gente suele añorar el pasado. Cuando sus vidas se convierten en putrefacción, una mirada hacia tiempos mejores siempre les devuelve una sonrisa pícara que hace que todo sea más llevadero. Todos, en algún momento, recordamos acontecimientos vitales de nuestras vidas, sucesos estos que en parte han determiando quién o quiénes somos hoy en día. Muchos de ellos son sólo acontecimientos naturales que han formado parte del desarrollo normal de una persona, acontecimientos por los que todos pasamos y que nos permiten avanzar en el desarrollo personal. Las primeras palabras que emitimos, los primeros pasos, las primeras relaciones sociales y amistades, la primera bofetada paterna o materna, el primer amor, la primera masturbación, el primer desengaño y sobre todo la pèrdida de la virginidad. Esto es algo que todos recordamos, sin embargo la importancia concedida según los sexos es diferente. Para muchos de los hombres no deja de ser un hecho anecdótico, un paso más allá de la mera masturbación. La mayoría de ellos pierden la virginidad en una noche de borrachera en algún coche, otros en el puticlub de moda con prostitutas nigerianas y otra gran parte de ellos lo hacen con alguna amiga de su hermana. La idealización es prácticametne nula y de hecho es algo de lo que los hombres no hablan ya que no les produce ningún tipo de emoción, ni positiva ni negativa.

Sin embargo, la pérdida de la virginidad en mujeres es algo más delicado. La mayoría de ellas lo consideraron en su día un acontecimiento importante que no debía producirse a la ligera. Por mucho que prepararan ese día, eligiendo el lugar perfecto y el hombre ideal, siempre llegaba un guarrón medio borracho y las desprecintaba. Sólo con el tiempo, el recuerdo de ese ser indeseable que acabó con su inocencia a base de horcajadas, les produce dolor y ganas de redimirse. Es en este momento y en este lugar donde entran los cirujanos plásticos para solucionar este problema, gracias a las recontrucciones de himen.

himenoplastia

Muchos de estos profesionales han sido criticados por su falta de ética, moralidad y por sus ansias mercantilistas. Ellos se han defendido emitiendo un comunicado en el cual explican por qué son necesarias estas recontrucciones basándose en demandas sociales y de sexo (femenino mayormente). Resumen de los puntos mas controvertidos:

1.  Constituyen una práctica legal donde los riesgos para la salud son mínimos.

2. Satisfacen el deseo de aquellas mujeres que quieren volver a perder su virginidad bajo condiciones controladas por ellas.

3. Permiten la revirginación de chicas que han roto su hímen accidentalmente, debido a ejercicios físicos o malos gestos (las roturas de hímenes en las playas en chicas que juegan a las palas se ha disparado dramaticamente conviertiéndose en un problema de salud pública).

4. Necesario debido a las numerosas demandas solicitadas por hombres que quieren volver a desvirgar a la mujer de su vida. Quizás quieren sentir cómo hubiese sido ese momento mágico, sin llevar en sangre media botella de Brugal o Anís del Mono en su defecto. El componente de añoralgia es muy valorado por el colectivo de cirujanos estéticos.

5. Consigue restablecer el equilibrio entre los distintos hombres, ya que hay un tipo de macho acaparador que aprovecha su tirón entre un grupo de amigas para conseguir desvirgarlas a todas. Acostumbra a ser un hombre musculado entre los 19 y 21 años que se acuesta con todas las chicas de una pandilla de entre 14 y 18, y que provoca muchos celos entre todos los amigos de esa misma edad de las chicas. Gracias a la reconstrucción, el trabajo de estos “rompe-hímenes” queda olvidado, y los amigos no tienen que recurrir a grupos de niñas más jóvenes.

hymenoplasty

La reconstrucción de hímen es un gran momento en la vida de muchas mujeres y de sus parejas. Consigue borrar de un plumazo años enteros de desenfreno, y prepara a las mujeres para una nueva vida junto al gran amor de sus vidas, que nunca olvidará el esfuerzo, y que se sentirá atado a ella para siempre.

5 comentarios en “Reconstrucción del Himen, fenómeno en boga

  1. Es un gran invento sobretodo para los padres que creen q sus niñas de 14 años siguen siendo virgenes, con muxa demanda en la etnica gitana, con su ritual del pañuelo.
    Ahora se podra fingir algo tan bonito como llegar virgen al matrimonio!
    Creo q deberia estar subvencionados por la seguridad social ese tipo de operaciones.
    gran articulo

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. EL ERROR ES CREER QUE LA VIRGINIDAD ESTÁ EN UNA MEMBRANA, QUE PUEDE ROMPERSE POR ACCIDENTE, NO EXISTIR O SER TAN ELÁSTICA QUE NO LLEGUE A ROMPERSE DURANTE EL COITO.
    VIRGEN ES QUIEN NO HA REALIZADO EL ACTO SEXUAL
    YO SIGO SIENDO VIRGEN Y MI HIMEN LO ROMPIÓ UN MÉDICO EN UN ACTO PROFESIONAL, PERO COMO NO HE TENIDO RELACIONES SEXUALES, SIGO SIENDO VIRGEN, AUNQUE SIN HIMEN

  4. A mí me parece que, por mucho que se justifiquen los cirujanos, la reconstrucción del himen obedece a estereotipos obsoletos y profundamente machistas, bien que asumidos por un porcentaje nada despreciable de mujeres, sobre todo aquellas procedentes de sociedades profundamente anquilosadas en tabúes religiosos y tradicionalistas que conceden a una simple membrana un valor del que, objetivamente, carece.

    El himen se puede romper por muchas razones, e incluso hay casos, aunque sean los menos, en que ciertas jóvenes carecen de él, por lo cual aunque sean vírgenes y no hayan recibido ningún golpe o traumatismo que afecte a esa zona, no pueden sangrar porque no lo tienen. Es como exigir “un certificado de calidad” por el hecho de ser mujer, como si el haber mantenido relaciones con otros hombres las hiciera menos dignas de ser felices junto con la persona que quiren.

    Yo me pregunto -y reconozco que es una opinión exclusivamente personal- ¿quién quiere casarse o vivir con un tipo que valora que tengas “el tesorito” intacto sólo para él? Me parece un acto de profunda hipocresía someterse a una operación para que te pongan una membrana “de mentirijillas” con tal de satisfacer y amoldarse a ciertos roles sociales, profundamente injustos, machistas y obsoletos, que deberían estar, en pleno siglo XXI absolutamente superados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s