El mundo de la noche: El morro imparable

En esta nueva sección tienen cabida todos los conceptos que se repiten a lo largo de los años y en cualquier punto de la geografía española mientras haya alcohol y gente con ganas de zorreo de por medio.

Antes de nada habría que aclarar el concepto de ligar. Para nosotros alguien está ligando cuando la otra persona le aguanta una conversación de por lo menos 15 minutos, independientemente de que al final se vaya corriendo de la discoteca, o de que la engañe y se la cepille.

En el proceso del ligoteo, es imposible evitar habla del morro imparable: este movimiento ha salido muy bueno y se está llevando mucho últimamente. Consiste básicamente en meter el morro  a las primeras de cambio, para ver que pasa. En las películas cuando un chico lo hace se suele llevar una torta, algo que no ocurre en la realidad. Como mucho la chica puede irse algo indignada, y con razón. La gente lo confunde con “hacer la cobra”, debido a su ignorancia. La cobra, la hacen las chicas ante el morro imparable. Es decir, repelen el ataque morruno con una retirada elegante mediante la cual arquean la espalda hacia atrás huyendo.

En la foto Camps se olvida de sus movidas de corrupción por un momento y lanza un morro imparable a Esperanza Aguirre, experta en defenderse haciendo la cobra

En la foto Camps se olvida de sus movidas de corrupción por un momento y lanza un morro imparable a Esperanza Aguirre, experta en defenderse haciendo la cobra

El morro imparable es un ataque muy cobarde en general, que suele basarse en pensar que poco se pierde por intentarlo. Sin embargo, el alcohol y los amigos animando desde donde la chica no puede verlos, provoca estos rápidos ataques kamikaze que han dado pie a tantas familias a lo largo de los años. Si la chica tiene el más mínimo interés en el chico no realizará la cobra, para evitar perderlo para siempre, aunque en realidad no tenga ningún interés en besar esa boca que apesta a J&B con cola. Lo malo es que los acontecimientos suelen precipitarse después de esto, y se han dado casos de familias con dos niños y perro creadas en menos de 3 años después de aquel morro imparable.

Lo cierto es que el morro imparable suele acabar esa misma noche, tras un intercambio de teléfonos que se sabe que no irá más allá. Y lo malo es que tras cada pequeño éxito, el perpetrador del morro imparable lo afianzará más dentro de su arsenal, y pensará que hay que seguir usándolo, para desgracia del resto de personas.

Un comentario en “El mundo de la noche: El morro imparable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s