Intenté darme de baja del Seguro de Vida

Uno de los mayores marrones por los que tienes que pasar en tu vida es darte de baja de un seguro de vida. De hecho, nadie en su sano juicio se daría de alta si no te obligaran a subscribirte a la hora de concederte hipotecas y préstamos, pero así está el sistema y es difícil de evitar.

Cuando por fin te permiten darte de baja, te da la impresión de que los únicos en el mundo que no querían que te pasara nada malo, se alegrarían de tu desgracia (especialmente si es la muerte). Hay que ser muy poco supersticioso para darse de baja del seguro antes de viaje largo en coche por ejemplo, donde las probabilidades de muerte se multiplican respecto a un día normal.

Santander Seguros te las hace pasar putas para darte de baja, salvo que te queden pocos días de vida

En cualquier caso, las aseguradoras no son tontas, y saben los días de vida que te quedan. Si te dejan darte de baja sin problemas (por teléfono por ejemplo), es que tus días están contados. Porque si vas a vivir mucho, y te quedan muchas cuotas por pagar, te dirán que para darte de baja hay que mandar un fax, porque es imposible realizarlo de otra forma. Cuando te dejas la pasta en el Fax (que por lo visto todavía existe, al igual que el telégrafo y el fonógrafo), lo haces con la satisfacción de dejar de pagarles, y de que no te vas a dar de baja unos días antes de morir, como a los que dejan que realicen la gestión por teléfono.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s