Mi colega negro

Desde que vivo en Inglaterra siempre he tenido cierta ilusión por tener un amigo negro. En España me parecía casi imposible, ya que las diferencias culturales y sociales hacen que no te los puedas encontrar en ningún sitio donde pueda iniciarse una amistad, ni en el trabajo, ni en el bar. Sólo te los encontrabas en la calle o en los medios de transporte público, algo insuficiente para iniciar un contacto.

Sin embargo, Inglaterra es el país de la integración. Y como tal, te permite conocer gente de raza negra en la oficina, cuando juegas al fútbol, y sobre todo, en los servicios, ya que en este país hay una tradición que consiste en que cuando vas al baño de un bar o discoteca, siempre hay una persona de raza negra que te da jabón, una toalla, colonia o lo que necesites, a cambio de una propina.

Como no soy muy amigo de dar propinas, yo hice mi primer colega negro en mi equipo de fútbol. Un jugador desbordante, con gran control de balón, que siempre sabe a lo que está jugando y que lo da todo en el campo. Un chico simpático, que siempre me daba ánimos a cada entrada fuerte que yo hacía, y que en definitiva, me estaba apoyando en mis inicios como jugador de fútbol 11.

Sin embargo, en el partido de hoy, el defensor de nuestro rival ha empezado a darle patadas sin razón. Para ponerlo nervioso, o para lo que fuera. Y su reacción, que todo el mundo ha oído, ha sido amenazarlo de muerte, diciéndole que lo iba a rajar a la salida si no dejaba de golpearlo. Y es que al final, la cabra tira al monte, siempre. Esa amenaza en un blanco hubiera sonado a fantasmada, pero en él, que proviene de un barrio algo desfavorecido, sonó a verdad. Mi imagen de él ha cambiado, y es que no es fácil aceptar que si no lo conociera, él sería una de las razones por las que me da miedo ir a ciertos barrios cuando anochece.

4 comentarios en “Mi colega negro

  1. “Desde que vivo en Inglaterra siempre he tenido cierta ilusión por tener un amigo negro. En España me parecía casi imposible, ya que las diferencias culturales y sociales hacen que no te los puedas encontrar en ningún sitio donde pueda iniciarse una amistad, ni en el trabajo, ni en el bar. Sólo te los encontrabas en la calle o en los medios de transporte público, algo insuficiente para iniciar un contacto.” <===== lo jocoso de tu comentario me hace pensar que no te preocupa la gente de color o su situacion social, todo lo contrario, sos un gallego mas, hijo de re mil putas como la mayoria de los gallegos, fascista, que vive en una burbuja y que estas cagado en las patas con la situacion en la que esta tu pais. Ya el hecho de plantear "deseo ser amigo de un negro" significa discriminar. Todos los dias me levanto y doy gracias a Dios de vivir de este lado del mundo y no en españa, y cuanto me alegro que hace 200 años los hayamos echado a la mierda de america, aunque ahora vienen con sus empresas Telefonica y demas gracias al neoliberalismo, pero les queda poco, eh. Esa historia se esta terminando. Ahora estan aprendiendo lo que significa la palabra "crisis".

  2. Lo mas gracioso del tema es cuando un español viaja a latinoamerica y se da cuenta que los fascistas de su pais son hermanitas de la caridad comparados con lo que se encuentra…

    Pero por mi no os corteis, que no crea que sea el unico que se descojona de vuestra puta cara provocandoos para reirse todavia mas de vuestras reacciones tan civilizadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s