La noche del Clásico

Hay una leyenda urbana sobre la noche del clásico que está basada más en realidades que en fobias de maridos y novios. Se cuenta, y siempre con la boca pequeña, que hay una tradición entre las mujeres españolas con pareja estable de reservar las noches del clásico de cada año para quedar con algún hombre al que han echado el ojo en los meses anteriores.

No se le da muchas explicaciones al marido o al novio, que sólo puede pensar en si jugará Özil o Lass, y si Villa estará acertado de cara al gol, y quedan con el susodicho macho en cuestión para dejarse llevar. Por supuesto que en la mayoría de los casos, quedan con hombres a los que no les gusta el fútbol, esa gente tan desagradable que te dice: “pues no pude ver el Barça-Madrid, tenía mucho lío”. Y tanto lío, hordas de mujeres que se sienten liberadas dos veces al año.

Esta temporada podría ser muy afortunada para las mujeres españolas, porque podrían llegar a darse cinco clásicos en total, y en un corto espacio de tiempo la mayoría de ellos. No sabemos si las parejas aguantarían una situación así, ya que es algo que nunca se ha producido.

Los maridos por lo general son conscientes de lo que sus mujeres se traen entre manos. Pero les da igual, los nervios y la tensión de los días anteriores los convierten en animales dóciles, incapaces de enfrentarse a la infidelidad que sobrevuela sus moradas. Las consecuencias de la misma cambian en función del resultado del partido.

Los madridistas después del 2-6 que llegaran a casa y vieran a sus mujeres sentadas en el sofá como si nada hubiera pasado, pero con una cara de satisfacción impropia de la situación, seguramente tuvieron una discusión desagradable, que en muchos casos llevó a la separación. Sin embargo, los culés se lo tomaban con mejor humor, con comentarios del tipo “¡Qué noche! ¿Eh?”, como admitiendo la infidelidad como algo normal siempre y cuando el Barça gane.

No sabemos quién ganará en la noche del lunes. Lo que sí sabemos es que es una noche que muchas mujeres llevan meses esperando, y no decepcionará. Y lo bueno es que los novios y maridos estarán a lo suyo, preocupados por cada detalle que les rodea, excepto por esos diminutos cuernos que crecerán un poco más sobre sus cabezas. Y es que todo vale en la noche del Clásico.

2 comentarios en “La noche del Clásico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s