Fenómeno Fan

Con frecuencia asistimos a presenciar este fenómeno tan indigno del ser humano, en el que unos cuantos seres con poco amor por sí mismo se consideran tan vanos y faltos de carisma como para hipotecar su futuro bajo el mandato de un ser superior, convirtiéndose en sus fans.

En la actualidad puede verse con Justin Bieber, ese niñato de canciones melosas, Lady Gaga, ese travesti atractivo y Cristiano Ronaldo, el efebo que hace bicicletas y no regatea a nadie. Por lo general, para provocar el fenómeno fan en su máximo esplendor, son necesarias dos cualidades, ya que una no basta. En estos casos, Justin tiene pelazo y canta sin hacer gallos, Lady Gaga sorprende con sus vestido y compone himnos generacionales y Cristiano Ronaldo tiene el cuerpo y el trabajo que la mayoría de hombres deserían.

Por lo general, las escenas que este tipo de seguidores provocan son lamentables, inconscientes de que quedan grabadas y de que la descendencia se sentirá avergonzada si algún día se entera. Como ejemplo el caso de las seguidoras de Take That que ahora quizá tengan hijos marcados por este suceso:

El fenómeno fan es incomprensible, y así debe ser para toda persona normal. En el momento en el que alguien llega a comprender este fervor, es porque comparte sus motivaciones. Y ya sea unos con Dios, otros con su patria, y otros con su equipo de fútbol, quizá todos nos comportamos en algunos momentos de nuestra vida como estas fans de Take That, y no somos mejores que ellas.

4 comentarios en “Fenómeno Fan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s