El problemilla de James

Cuando en verano el bueno de Florentino aflojó 60 millones de € por James Rodríguez a nadie le sorprendió del todo, estamos acostumbrados ya a este tipo de gastos por encima de mercado con el único objetivo de ilusionar a la afición y vender camisetas. Detalle este que no dejó de ser interesante cuando el verano pasado los medios afines al Real Madrid publicaban datos de ventas muy por encima de la realidad, calculando que el fichaje podía amortizarse en cuestión de días. El Real Madrid vende aproximadamente un millón y medio de camisetas al año, en su mayoría de Cristiano Ronaldo, y se daban cifras de 415.000 camisetas de James vendidas en tres días que la gente de Adidas no tardó en desmentir.

Esta anécdota no deja de ser minúscula al lado del palo que se llevó Florentino Pérez el día de la presentación de James, cuando habló con él horas antes del sarao que había montado en el Bernabéu y se dio cuenta de que su tartamudez le impedía hacer la presentación en la línea de otros jugadores. Un ejemplo de James con su pequeño problema aquí:

Florentino Pérez no ha llegado hasta ahí arriba a base de recalificaciones fraudulentas en connivencia con sus amigos políticos, lo ha hecho por méritos propios, y una de sus grandes virtudes es la improvisación. Decidió al momento que James no hablaría en su presentación, si no que sería un locutor colombiano el que hablaría mientras él movía los labios tanto en el discurso de presentación como en la rueda de prensa. Una vez pasado el trago, el pueblo parecía no haberse percatado hasta la entrevista que le han hecho hoy en el postpartido contra el Liverpool, y el vídeo que se ha filtrado.

Hay que hacer constar que pese a la estigmatización de la disfemia o tartamudez, realmente no hay una relación directa en todos los casos con una pérdida de inteligencia provocada por una lesión o golpe en el cerebro, aunque es uno de los tipos más comunes. El tipo de tartamudez más común se produce en la infancia entre los dos y los cinco años, y aunque se puede tratar vemos que a James todavía le queda un poquito de trabajo para librarse de ese problema.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s